Cuando llega el sábado, de repente se transforma. De lunes a viernes tiene un trabajo de mil eurista. Llega el fin de semana y un día toca emborracharse y drogarse; al otro resaca. Esa es su religión.

fotos amateur

Y no intentes hacerle cambiar su plan, porque entonces tú serás rarito.

Ella es feliz durante todo el sábado; los seis días restantes son mediocres. Ella sigue el patrón establecido por una sociedad que no entiende de otra que cosa que no sea fiesta con alcohol y drogas. Se transforma en alguien que no existe para decirle a la crisis a la cara “eres una hija de la gran puta”.

Y aunque critique esa conducta, la entiendo perfectamente.


la-fiesta-de-la-espaaola-1.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-3.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-4.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-5.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-6.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-7.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-8.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-9.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-10.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-11.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-12.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-13.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-14.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-15.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-16.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola-17.jpg
la-fiesta-de-la-espaaola.jpg

Te recomendamos más sexo