No sé que hacer. Me encuentro metido en un verdadero problema y no sé si podré solventarlo. Mi mujer es una ninfómana enfermiza que solamente quiere follar. Cuando se pone cachonda —suele ser a menudo– da vueltas y se frota contra la pared o la bañera. Es como un felino pero en mujer.

loca

Le doy polla hasta para cenar, pero no se cansa. Me corro en su cara, en sus tetas y dentro de su chocho y me sigue pidiendo guerra. ¿El sueño de todo hombre? No lo sé. Me duelen los huevos, joder.

¿La solución? Ni puta idea. A lo mejor la tienen que internar.

Pero no te vayas de mí, “so loca”.

Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur