otramanera

Cuando llega el sábado por la noche empieza la caza. Nos vestimos lo más provocativas posibles y salimos a tomarnos unas copas y a bailar un poco con nuestros novios. Antes de entrar a los pubs, nos separamos de nuestras parejas y entramos nosotras solas a los locales.

Una vez dentro, localizamos un buen lugar rodeado de tíos potentes y nos dedicamos a insinuarnos. Nuestros novios entran como si fueran desconocidos y observan como les ponemos cachondos. Se acercan y nos graban en vídeo con el móvil, calentando a todo hombre viviente. Una vez dejamos cardiacos a los tíos de la erección que tienen, nos marchamos. Eso nos pone cachondos y nos divierte.

Luego, ya en casa, mi novio me folla el culo cachonda perdida. En esos momentos recordamos lo morbosa que fue la noche.

Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur
Amateur