Para que te fies. ¿Un rapidín?

Eddie quería desesperadamente tener sexo amateur con Issa, quien estaba realmente buenísima, una ardiente chica de su oficina. Pero ella estaba saliendo con otro.

Un día Eddie se sentía tan frustrado que fue hacía ella y le dijo:
“Te doy mil euros si me dejas hacerte el amor”.
Issa le miró y dijo: “¡NO!”
Eddie respondió:
Lo haré súper rápido. Te dejaré el dinero en el suelo, tú te agachas y habré terminado en cuanto lo recojas.
Ella lo pensó por un momento y le dijo que lo consultaría con su novio Fehr.
Ella le explicó la situación a su novio. Su novio le dijo: “Pídele 2 mil y
recoge el dinero lo más rápido que puedas. Ni siquiera le dará tiempo de bajarse los pantalones”

Ella estuvo de acuerdo y aceptó la proposición.

Pasó media hora y Fehr estaba esperando la llamada de Issa.
Finalmente después de 45 minutos el novio la llamó y le preguntó:
“¿Qué ha pasado?”
Ella, todavía con la respiración muy agitada respondió:
¡¡Aquí estoy todavía!!
¡¡¡El cabrón me lo ha echado todo en monedas de un Euro!!!