Recepcionsta hotelera muy puta

Sigo de viaje de negocios en Santander. Lo peor son las noches de soledad donde mi única compañía es una televisión de plasma. Esta noche voy a comprar una peli xxx de guarras, no me entretendrá demasiado pero al menos me haré una buena paja y me iré a dormir medio feliz. Mientras me estoy pajeando pienso en la recepcionista del hotel, que simpática es, que pollazo le daría, como me pone; decido llamarla a recepción:

– Señorita recepcionista, buenas noches – saludo amablemente mientras me masturbo –
– ¿Qué desea señor?
Desearía que subiera a mi habitación y me la chupara, estaba viendo una peli guarra y en la única guarra que he podido pensar es en usted, señorita.
– Soy una mujer casada, señor.
– Eso ahora no importa, mi polla no entiende de eso, solamente entiende de chochos, ojetes y bocas.

La recepcionista nunca subió a mi habitación, se hizo la estrecha para conservar su valioso trabajo. Al día siguiente, fuera de horario laboral estuvimos follando como en la película guarra de aquella noche; esta vez ella era la protagonista.

follandoensantander-7follandoensantander-6follandoensantander-5follandoensantander-4follandoensantander-3follandoensantander-2follandoensantander-8follandoensantander-9follandoensantanderfollandoensantander-1

Te recomendamos más sexo