Salgo del Bar de Manolo después de tomarme mis dos carajillos diarios, mis cervecitas y mi copita de whisky. Coño, ¿eso qué es? pero si es un todo terreno, que buena está; me bajo los pantalones y se la clavo ahora que no me ve nadie.

Joder, ¿y esos picoletos por qué se acercan a mí? ¿Desde cuándo es delito follar con un coche?

Te recomendamos más sexo