Puta pero que has hecho

La noche del sábado marchaba sobre ruedas: Estaba con Ana, la rubia que me follo cuando mi novia sale con sus amigas; los dos solitos toda la noche en su piso.

Sexo, alcohol y drogas, ¿qué más se puede pedir? bueno si, que mi novia acepte que tengo una doble relación y que no me deje. Como me gustaría que se pudiera hacer eso, tener una novia formal y que encima puedas echar polvos con otras sin que nadie se enfade (está claro que todo no se puede tener)

Ana es una mujer extremadamente golfa, yo lo sé; ella lo sabe; sus hermanos lo saben; hasta sus padres lo saben y no pasa nada. En esa noche ella fué cruel conmigo: sabiendo que tengo novia se lanzó sobre mi cuello y me lo comio durante un buen rato. Yo estaba super colocado y no me di cuenta de que mi cuello luego iba a ser rojo, muy rojo; tengo chupetones enormes y no sé como justificarlo ante mi novia.

Hoy tengo que verla y como de repente me he vuelto pitoniso vaticino que me va a doler mucho la garganta y claro, tendré que tapar mi cuello con una bonita bufanda; no vaya a ser que empeore

putaquehaces-16putaquehaces-8putaquehaces-9putaquehaces-10putaquehaces-4putaquehaces-1putaquehaces-11putaquehaces-12putaquehaces-14putaquehaces-7putaquehaces-6putaquehaces-5putaquehaces-3putaquehacesputaquehaces-13

Te recomendamos más sexo