pagafantas-comechochos-9.jpg

Mi ex-novio era y es un Pagafantas. Después de hacer con él todo lo que quise y más, le puse los cuernos como veinte veces y no se daba cuenta. Era como si careciera de intuición o que sencillamente, no quería darse cuenta de la cruda realidad. Él se pensaba que por comerme el chocho todas las noches iba a permanecer con él de por vida. De hecho, creo que darme sexo oral era su única arma para mantenerme a su lado. Al final nuestra relación finalizó. Este chico no tenía voluntad, no tenía inquietudes ni creatividad. Vivir con él era como compartir piso con un cadáver que comía, cagaba, me comía el coño y me lamía el culo.

Eduardo, desde aquí te digo que eres un Pagatilas. Adiós por siempre.
Tu querida Luciana


pagafantas-comechochos.jpg
pagafantas-comechochos-1.jpg
pagafantas-comechochos-2.jpg
pagafantas-comechochos-3.jpg
pagafantas-comechochos-4.jpg
pagafantas-comechochos-5.jpg
pagafantas-comechochos-6.jpg
pagafantas-comechochos-7.jpg
pagafantas-comechochos-8.jpg
pagafantas-comechochos-9.jpg
pagafantas-comechochos-10.jpg
pagafantas-comechochos-11.jpg
pagafantas-comechochos-12.jpg
pagafantas-comechochos-13.jpg
pagafantas-comechochos-14.jpg
pagafantas-comechochos-15.jpg
pagafantas-comechochos-16.jpg

Te recomendamos más sexo